Dra. Kathryn von Saalfeld, Nutricionista

Clínica de Nutrición von Saalfeld

Tel. 2256-8067 / info@saborysalud.com

Facebook.com/clinicanutricion

 

En la época escolar, los niños están todavía consolidando sus hábitos de alimentación. Aún necesitan mucha guía de sus padres, y debe tener cuidado en la forma en que trate de corregirlos, ya que algunas medidas, aunque bien intencionadas, pueden resultar haciendo más daño que bien.

Estas 5 estrategias pueden ayudarle a que su hijo se alimente mejor.

1. Disminuya su consumo de alimentos dulces y productos de paquete poco saludables.

El restringir alimentos o ponerles etiquetas de “buenos” o “malos” es contraproducente. Se ha demostrado que en ambientes donde los adultos regulan de forma extrema lo que sus hijos comen, se pueden favorecer problemas de peso y de alimentación, debido a que se aumenta el deseo por lo calificado como “prohibido”.  Más bien:

2. Disminuya su consumo de bebidas altas en azúcar.

Recuerde, una sola bebida de 350ml puede contener entre 8 a 12 cucharaditas de azúcar, lo que sobrepasa lo recomendado inclusive para un día.

Promueva principalmente el consumo de agua. También puede optar por frescos naturales hechos en casa con poca azúcar – no más de 1 vaso de fresco en los tiempos de comida principales.

3. Promueva el consumo de frutas y vegetales.

Algunos niños rechazan las frutas, otros los vegetales, ¡y algunos rechazan ambos! Evite hacer batallas en cada tiempo de comida, y considere:

4. Establezca horarios de alimentación regulares.

No es extraño que muchos niños pasen “picando” cuando regresan de la escuela, y al final no tienen apetito para sus comidas más importantes.

Para evitar esto, establezca tiempos de comida y cúmplalos. Defina que en casa al menos se realicen dos tiempos de comida livianos y de una a dos meriendas, (considerando que hace un almuerzo y una merienda en la escuela).

Defina junto al niño “reglas” para las meriendas, defina una hora exacta, que sean sentados a la mesa, y no viendo televisión o en otro lugar. Sobre las elecciones, déles opciones de alimentos saludables, pero deje que ellos también escojan dentro de estas alternativas. Diga un firme no, a cualquier otra comida fuera de los horarios establecidos.

5. Promueva que lleven comida de la casa a la escuela, y sino que hagan opciones sanas a la hora de comprar alimentos.

Esta situación es común cuando buscan más independencia, y además quieren hacer lo que la mayoría de sus compañeros hace.

No restrinja esta alternativa totalmente, ya que es para ellos una forma importante de establecer su independencia, y además de sentir que usted confía en sus elecciones. Como consejo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *